Real Madrid, un año sin marcar un libre directo

By Joe No comments

El 13 de enero del pasado año, en el campo del Betis, Dani Ceballos daba al Madrid la victoria. Lo hizo con un libre directo en el minuto 88, lanzado a media altura, que evitó la barrera verdiblanca por su parte exterior y que botó a un metro de Pau López antes de irse a las redes. Ha pasado un año y ningún lanzador blanco ha vuelto a acertar con una falta directa: 19 intentos, ocho lanzadores y cero aciertos.

El número de libres directos de los que hay dispuesto el Madrid es llamativamente bajo. Ocupa el puesto número 35 entre los equipos de las cinco mejores Ligas europeas contando todas las competiciones. El que más opciones ha tenido de marcar bajo ese formato ha sido el Barcelona: 57 disparos y ocho goles. Todas esas dianas han sido de Messi. El argentino, solo, ha lanzado más del doble de faltas que el Madrid: 49 por 23.

Desde aquel lejano acierto de Ceballos han sido 81 los equipos de la elite europea que al menos han hecho un gol de libre directo. En LaLiga han sido 17 los que han acertado. Sólo Huesca, Osasuna, Rayo, Girona y Mallorca viajan en el mismo vagón que el Madrid. Pero con un matiz, sólo Huesca y Rayo tampoco acertaron en los partidos que han jugado en Segunda.

Gareth Bale ha sido el madridista que más veces ha intentado romper el maleficio, nueve veces. Y el que más cerca estuvo de hacerlo con el violento disparo que estrelló en el palo de Keylor Navas en el partido de la presente Liga de Campeones en el Bernabéu. Tras el galés aparece Casemiro, con cuatro lanzamientos.

El problema del Madrid con las faltas tiene que ver con la marcha de Cristiano. El luso dejó el Bernabéu con 33 faltas marcadas, para lo que necesitó 444 opciones. Desde su marcha, los blancos sólo han acertados dos veces: el citado gol de Ceballos al Betis y el Isco a la Roma en septiembre de 2018. Dos goles en 39 intentos para el equipo y 0 de 15 para Bale, el mejor lanzador del equipo. El galés marca un libre directo -lleva cuatro de 70 disparos- desde el 1 de octubre de 2015, con el Espanyol como rival.

Deja un comentario