Setién o cómo sobrevivir con 17 jugadores

By realcamisetas No comments

La destitución de Ernesto Valverde después de la Supercopa en Yeda desvió la atención y permitió que se pasase por alto una cuestión que puede terminar por arruinar la temporada del Barcelona. La operación de Suárez, que estará de baja hasta mayo, apenas fue comentada en medio de la tormenta de Valverde. Se pasó de puntillas por la cuestión y el Barça sólo reaccionó cuando quedaba una semana de mercado. Fue entonces cuando Abidal decidió ponerse en marcha para intentar incorporar un delantero.

Un fichaje, eso presupuestaba hacer el Barça pese a ceder a Todibo y a Aleñá a Schalke y Betis respectivamente y mandar a Carles Pérez a la Roma. Aparentemente, los azulgrana se iban a quedar con pocos jugadores en la parte definitiva de la temporada. Pero todo se complicó más aún cuando el Barça no pudo incorporar a Rodrigo ni a Aubameyang y Bartomeu se negó a dar luz verde al fichaje de Bakambu. El siguiente mensaje que el Barça mandó tras el fracaso de la negociación con el delantero lo pronunció institucionalmente Quique Setién: «Dembélé se va a salir». Pero Dembelé ha vuelto a caer y sin fecha de vuelta.

Si todo le fuese bien, el Barça podría jugar aún 27 partidos oficiales hasta final de temporada (cuatro de Copa del Rey, siete de Champions y 16 jornadas de Liga). Muchos partidos, aparentemente, para una plantilla tan corta. Sin considerar la contusión de Vidal, Setién tiene en este momento 16 jugadores del primer equipo más la irrupción de Ansu Fati. No sólo eso. Hay desequilibrio en los posiciones.

Mientras los laterales están bien cubiertos (Sergi Roberto y Semedo en la derecha; Júnior Firpo y Alba en la izquuierda), la posición de central está desnuda. La baja de Piqué para Sevilla obligará al Barça a jugar con los únicos centrales que le quedan en la primera plantilla (Lenglet y Umtiti). El filial Araújo será la moneda al aire si se produce algún accidente en forma de sanción o lesión. Una baja prolongada de Piqué de aquí a final de temporada podría resultar un drama para el Barça.

El centro del campo es la zona mejor preparada. Buquets, Rakitic, De Jong, Arthur y Arturo Vidal además de las posibles entradas de Riqui Puig y Collado del filial. Los cinco primeros, jugadores ya con experiencia que podrán ir repartiéndose minutos.

La delantera vive en el alambre. Con las lesiones de Suárez y Dembélé, Messi y Griezmann están solos ante el peligro. Por suerte para el Barça, ha irrumpido Ansu Fati. Pero parece poco arsenal para un club de las exigencias del Barça. Suárez había intervenido en el 41% de los goles del Barça esta temporada hasta que se lesionó y da la sensación de que el equipo lo echará mucho de menos en los partidos decisivos y que el fichaje en el mercado de invierno era obligatorio. En el filial, Setién apenas puede encontrar al japonés Hiroki Abe, el albanés Rey Manaj (ex del Albacete) y Kike Saverio. No es Nada descartable que Setién tenga que tirar de ellos de aquí a final de temporada. Sobrevivir con 17 jugadores es un reto gigantesco estas semanas para Setién.

Deja un comentario