Messi reabre el Camp Nou

By realcamisetas No comments

Como en casa en ningún sitio, aunque sea sin público, y el Barça vuelve hoy a la suya para jugar contra el Leganés (sigue el partido en directo en AS.com) 101 días después de salvar los muebles contra la Real Sociedad (1-0) aquel lejano 7 de marzo. Aquella noche, Messi se rebeló a un escenario que pintaba dramático para los azulgrana y agarró el liderato, confirmado la noche siguiente por la derrota del Madrid en Heliópolis. Después de ganar en Mallorca 0-4 en un partido que se pareció mucho a la vuelta de calentamiento en un Gran Premio de F1, el Barça sigue líder de vuelta al Camp Nou con diez finales por jugar. El coliseo azulgrana, el jardín de Messi, sin público, pero con peculiaridades sólo reconocibles para los jugadores del Barça, que se sienten en plena carrera y, a juzgar por las informaciones que salen desde dentro del vestuario, «como motos». El equipo, algo pastoso, no pareció ninguna máquina en Mallorca, pero aun así ganó fácil y hoy espera tener otra noche plácida.

Porque ha de admitirse que cualquier cosa que no fuera un triunfo solvente del Barça hoy sería una sorpresa ruidosa. Al Leganés, mutilado este invierno por las fugas de En Nesyri y Braithwaite, le ha pasado todo lo malo este curso. Fue capaz de revolverse incluso a la ausencia de sus dos delanteros y, para cuando el fútbol paró por la pandemia, luchaba contra su destino no sólo con dignidad, sino con puntos y sensaciones. Aguirre insiste («se equivoca quien nos dé por muertos») y busca recursos debajo de las piedras: Bryan Gil, Assalé. Pero el partido de hoy, más con las bajas de Óscar y Siovas, huele a batalla perdida. Pero la foto del partido será la de Messi jugando a puerta cerrada en el campo que tantas y tantas veces ha puesto boca abajo. El coliseo que ha llenado y al que gritó hace dos sábados ¡»qué ganas de volver a jugar acá»! en una foto que se viralizó. Hoy Messi levanta los plomos y da voz al Camp Nou. Aunque él no vea a nadie, todos le están mirando. El Camp Nou casi siempre juzga en silencio.

Deja un comentario