Un Messi exprimido que sobrevive a base de asistencias

By realcamisetas No comments

Nada más acabar el partido ante el ValladolidMister Chip publicó en su cuenta de Twitter un dato demoledor: «Messi ha jugado siete partidos consecutivos completos en los que solo ha anotado un gol (de penalti contra el Atlético de Madrid). Es la primera vez que le sucede algo así en sus 15 años de carrera profesional». En este periodo de tiempo, la estrella blaugrana ha seguido siendo determinante como lo prueba el hecho de que desde que se retomó LaLiga tras el confinamiento ha dado nueve asistencias de gol.

La falta de acierto ante la portería es una realidad inapelable que puede tener una explicación en la carga de minutos que lleva el argentino con el Barcelona. No sólo es, junto a Ter Stegen, el único miembro de la plantilla que lo ha jugado todo, sino que lleva completando la totalidad de los minutos desde la jornada ocho.

Messi se perdió las cuatro primeras jornadas de Liga tras lesionarse en el primer entrenamiento en el que participó tras las vacaciones. Debutó en la jornada cinco jugando 45 minutos ante el Granada y volvió a jugar media parte en la jornada siguiente contra el Villarreal. En la séptima jornada, con molestias en el aductor, no fue convocado y a partir de ahí lo ha jugado todo durante 28 jornadas consecutivas.

Sumando todas las competiciones, Messi es el máximo realizador del Barcelona y de LaLiga. Ha jugado 40 partidos anotando 27 goles y dando 25 pases de gol, lo que le hace directamente partícipe en 52 goles.

En la vuelta a la competición no ha estado acertado como acostumbra de cara puerta. Ha marcado tres goles: uno ante el Mallorca en el descuento y dos de penalti contra Leganés y Atlético de Madrid. Ocasiones no le han faltado, ante el Valladolid le desviaron a córner un tiro que iba dentro, Diego López le contestó con un paradón estupendo a una volea durante el derbi y Koundé evitó su gol de falta en el duelo ante el Sevilla.

Ante el Valladolid corrió el rumor de que podía descansar, pero finalmente fue Suárez el que empezó en el banquillo. Tal y como apuntó Setién, en el Barça hay jugadores que tienen una jerarquía tal en la que se autorregulan. Messi es uno de ellos y no parece que vaya a parar…

Deja un comentario